logo
Imprimir
23-12-2019 | 14:27hs
•MADRID

Laura Medina, la psicóloga que transforma dificultades en bienestar

Laura Medina también está especializada en terapias para los adultos que sufren algún tipo de un impacto emocional que les genera un sentimiento de malestar hacia sí mismos o hacia la sociedad que le rodea

La psicóloga en Alcalá de Henares Laura Medina está avalada por una década de trabajo profesional y un número indeterminado de opiniones favorables de quienes se han puesto en sus manos. Su objetivo es poder ayudar a sus pacientes a transformar experiencias en aprendizajes; identificar dificultades y fortalezas, para trabajar sobre ellas y lograr, así, un mayor bienestar emocional en las personas.

Laura Medina, la psicóloga que transforma dificultades en bienestar, tiene por lema: “no podemos evitar el viento, pero podemos construir molinos”. Este dicho refleja, según explica ella misma, su estilo terapéutico, que la distingue de los demás profesionales. Es Psicóloga en Alcalá de Henares, en Madrid y desde esta localidad madrileña, proliferan las opiniones altamente favorables sobre su trabajo, de personas que han pasado por sus manos. Pongamos dos o tres ejemplos:

Laura Medina es, para uno de sus antiguos pacientes, “la mejor psicóloga en Alcalá de Henares”. Este paciente está “inmensamente agradecido del trato recibido por Laura. Su paciencia, cariño y cercanía son excelentes. Me ayudó muchísimo”, asegura.

Muy recomendable”, escribe en Internet otro paciente: “gran profesional”. Cuenta que Laura Medina le prestó ayuda con la educación de su hija y anima a otros padres con hijos conflictivos a que no duden en recurrir a ella si necesitan de un asesoramiento profesional.

Alquimista” de las emociones

Confianza y seguridad son dos de las sensaciones que más repiten los pacientes acerca de lo que les transmite Laura Medina, colegiada nº M23252 a quien se podría calificar como una especie de “alquimista” de las emociones de las personas, cuyas dificultades y preocupaciones transforma en bienestar a través de sus terapias.

Tras casi diez años de ejercicio profesional y una constante formación, Laura Medina tiene, entre otras acreditaciones, un máster en Psicología clínica y Psicoterapia, de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y Psicoterapia. Es experta en Psicoterapia del maltrato; en Clínica e Intervención en Trauma; en Psicogeriatría; en Evaluación Psicológica y Psicodiagnóstico; en Medicina Psicosomática y Psicología de la Salud; en Psicoterapia breve con niños y adolescentes; en Psicoterapia breve para adultos; en Psicopatología y Psiquiatría; en Trastornos de personalidad; en Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares, EMDR, acrónimo inglés de Eye Movement Desensibilization and Reprocessing, y máster en Terapia Cognitivo-Conductual-Social, entre otros méritos profesionales.

Sus trabajos con la infancia

Entre sus áreas de intervención está la de la infancia. La psicóloga en Alcalá de Henares Laura Medina sostiene que “recibir un buen trato durante la infancia proporciona una óptima salud mental y física” y ayuda a los menores a afrontar desafíos que se pueden presentar a pesar de su corta edad. Desafíos tales como la separación o el divorcio de sus padres, o el fallecimiento de uno de ellos, o alguna enfermedad grave en el seno familiar o de alguna otra persona cercana a él.

También ayuda a los niños a afrontar y superar situaciones más traumáticas, como la de haber sufrido algún abuso sexual. O a saber desenvolverse ante un cambio radical en su vida, como puede ser su adopción.

Un cambio de colegio o el nacimiento de un hermano también puede desencadenar en un niño un deficiente rendimiento escolar. En el entorno colegial, el menor puede no encajar bien con un profesor, o sufrir el rechazo de sus compañeros. Y en el ámbito familiar puede suponer un problema un cambio en el estatus económico de los padres (por ejemplo, cuando alguno de los progenitores se queda en paro) o por un simple cambio de domicilio.

Adolescentes

Laura Medina tiene otro campo de actuación con los adolescentes. Considera que en esta etapa la mente humana cambia en casi todos los aspectos, desde la forma de pensar y razonar hasta la manera en que se relacionan con todos los que les rodean.

De hecho, en este proceso de crecimiento y maduración del ser humano se agudiza el sentimiento gregario o grupal, la vocación social, el impulso del liderato para que otros le admiren y sigan, o por el contrario la necesidad de tener ese líder grupal al que admirar, imitar y seguir como un miembro más del grupo liderado.

Se trata de una auténtica “revolución interna” de la personalidad, que es necesario comprender en su complejidad para poder encauzar todos estos factores y cambios hacia la mejor trayectoria de la vida del chico.

El adolescente busca cosas nuevas que conocer y con las que experimentar, así como gente nueva con la que relacionarse. Amplía su círculo social, que ya no se circunscribe sólo en la familia. Necesita implicarse en algunas de las iniciativas que encuentra fuera de su casa y experimenta un torrente de sentimientos y emociones, con personas y situaciones. De cómo se gestiona todo esto depende la manera en que el chico vivirá el resto de su vida.

Adultos

Laura Medina también está especializada en terapias para los adultos que sufren algún tipo de un impacto emocional que les genera un sentimiento de malestar hacia sí mismos o hacia la sociedad que le rodea.

Impactos emocionales tales como la tristeza (por separación, por fracaso en la consecución de algún objetivo), la apatía (desgana, indiferencia…), la desesperanza (falta de ilusiones o de expectativas), la depresión, el miedo, la ansiedad, algunas posibles fobias…

Es frecuente que muchos adultos tengan serias dificultades para manejar y controlar sus sentimientos de ira por una situación adversa o que considere injusta o agresiva hacia él o hacia algún ser cercano. También es frecuente que un adulto presente algunas carencias en las habilidades sociales, dificultades tales como la timidez derivada de no saber cómo relacionarse.  O que sufran algún tipo de rechazo social o personal, acoso, presiones externas…

Cuando una persona llega a la edad adulta con traumas que no ha sabido o no ha podido resolver (abusos, maltratos…) necesita de un tratamiento profesional, una psicoterapia qe le ayude a conocer el origen de su problema, profundizar en el autoconocimiento (los puntos fuertes y débiles de su personalidad) y saber potenciar sus fortalezas para aumentar el bienestar y su calidad general de vida.

AUTOR: Carlos Matías




Link:
http://madrid-noticias.com/noticia/45511_lauramedinalap-icologaquetran-formadificultade-enbiene-tar-1.htm